Cristina Wargon Humor Gerardo Portate Bien

Impactos: 120

Gerardo, Gerardo, ¡Portate Bien!

Cristina Wargon Humor Gerardo Portate Bien

Cristina Wargon Humor Gerardo Portate Bien

Cristina Wargon Humor Gerardo Portate Bien

Según indica este posteo Gerardo esta por recibir una ensaladera en la cabeza y con justas razones, No es que mi importe demasiado la cabeza de Gerardo ni la ensaladera que se hará trizas. Solo que en estas épocas  las mujeres debemos optar o los matamos a todos o tratamos de educarlos para que nos sirvan un poquito mas, o le sirvan a otra, la única opción es educar a los Gerardos de este mundo que quizás ellos se merezcan el aplauso por haber hecho un asado, pero nosotras que siempre hemos proveído alimentos desde la teta  a la pizza que compramos a la apuradas, TAMBIEN NOS MERECEMOS ALGO.

Quizás no un aplauso cada vez que les  acercamos un café, un mate o unas salchichas, sino un “muchas gracias”  con la absoluta conciencia que de que por el hecho de haber nacido mujer no estamos en la obligación de servir a nadie, salvo que se nos pague (trabajo) y que si les acercamos un café medio frío y un mate todo chorreado lo hacemos simplemente por amor (o algo así) y nos deben el reconocimiento del caso.

¡Imaginate Gerardo! Hay muchas cosas que nos gusta a las mujeres, una invitación sorpresa al cine, unas flores de sorpresa y si nos querés infartar de emoción, hace las tareas de la casa por una semana con asado incluido, si llegas vivo al finde.

¿Que Gerardo se resiste? ¿Qué es sordo  a cualquier indirecta? ¿Que le importa tres carajos cualquier postura de igualdad feminista?

Cristina Wargon Humor Gerardo Portate Bien

No desesperéis muchachas ni siquiera hace falta gritar demasiado. Sencillamente y sin explicaciones, NO HAGAN NADA. El café o mate no estará allí  cuando él lo espera y la esclavita justo a la hora del almuerzo desaparece a… cada una inventara lo suyo. Con solo cuatro días de este tratamiento extremo que Gandhi llamaba resistencia pasiva. Con solo esas horas donde Gerardo habrá de proveer su comida, lavar su ropa, atender los niños… ocuparse de la casa bah, Gerardo  SABRÁ y si no con aplauso (quien necesita de algo tan aparatoso y ficticio), tendrá, para nosotras ese “gracias” que una espera. El que contiene el verdadero reconocimiento y contrae una deuda.

Si Gerardo es inmune a este tratamiento, estámpele la ensaladera en la cabeza con mis bendiciones, tratando de que este vacía porque duele mas y el tomate esta por las nubes

Cristina Wargon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *