Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Impactos: 122

Sobre el Falso Prestigio de los Gatos

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Los gatos son animales de culto y está muy mal hablar mal de ellos. Porque son bellos y elegantes, porque su absoluta indiferencia se parece a una cierta dignidad que les es ajena, porque son pulcros y sobrios, porque son cuidadosos y su silencio los hace discretos porque es fácil confundir su curiosidad con inteligencia o quizás por su larga historia de persecuciones.

Pues bien señores, tengo un gato y mientras me curo del tercer tarascón que me ha dado en la cara, me atrevo a decir que los gatos son una reverenda porquería. Sin embargo, víctima de su embrujo satánico, lo amo tanto que si Richard Gere tocara a mi puerta con su famoso ramos de flores y me propusiera matrimonio a cambio de que lo regalara, le daría con las puerta en la nariz, me abrazaría a mi gato y le susurraría en el oído:” mordeme y llamame Marta.”. Tiene sobre mí el embrujo de los malos amores, esos sobre los que nos alertaban nuestras madres porque ellos eran demasiado bohemios, o demasiado pobres, o demasiado casados o demasiado gay…

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon (I)

Esos amores que jamás no llevarían por buen camino, más aun, jamás nos llevarían a cenar a algún lugar lindo, o al menos a un buen telo. Sin embargo, a veces con alguno de estos ejemplares, perdimos años de vida porque, creo, no hay nada más atractivo para cierta chifladura femenina, que un mal tipo. Pues bien, los gatos son malos tipos pero de ellos no se puede zafar nunca. Comienzan por creer que cualquier espacio de la casa les pertenece. Olvídate de la privacidad de la pieza o de ducharte a solas. Dentro de ese misma línea de abusos piensan que si algo puede estar roto no hay porque mantenerlo sano y cualquier objeto que puedan mover con sus certeras patitas terminara hecho añicos.

En caso de ser muy pesado, sencillamente lo mastican hasta destruirlo. Si alguien duda los invito a ver el sillón de cuero de mi casa. Entienden también que cualquier lugar que les quede cómodo es bueno para dormir; desde el interior de los placares, adentro del horno, o arriba nuestra panza (esto último parece tierno y calentito pero, solo se quedarán allí mientras no tosamos o respiremos fuerte).

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon

Al Pan Pan y al Gato Gato Cristina Wargon (II)

No están por amor, solo les venimos bien. Son básicamente cobardes, aunque no se les note a primera vista. Carecen de solidaridad y por supuesto no guardan fidelidad a nadie. Ni hablemos ya de utilidad, porque ninguno es guardián como un perro o pone huevos como las gallinas, o atienden el teléfono y entran el diario como un buen marido. No dan más señas de amor que un sutil ronroneo.

Gigolos de lujo, nos piden o toman lo que quieren y no devuelven ni una movida de cola y sin embargo por motivos que desconozco, los que tenemos uno lo adoramos ¿y cómo no acordase de Borges? “ no nos une el amor sino el espanto, será por eso que lo quiero tanto?

PD: ¿Alguien conoce un buen cirujano plástico?

 

 



Sitios amigos

casa roller// iching el pozo de agua// nei-tan

2 comentarios:

  1. Aunque no lo creas, ellos nos aman. Cuando estuve internada 15 días el mío se estress{o. Lloraba como un marrano . Hacía que se pelearan los que lo cuidaban porque él que nunca en su vida d 14 años comió mucho, vaciaba su pote de comida y cada uno culpaba al oto de no haberle dado de comer , lo filmanban llorando como un desalmado para demostarme que el otro no le daba de comer..
    A diferencia del tuyo, nunca me mordió, ni me arañó. Eso sí me peina prolijamente desde bebé.
    Para mí, que cada uno de ellos ama a su manera, y nosotros los amamos incondicionalmente. Quien nunca tuvo un gato, nunca nos entenderá..

    • RicardoAlmafuerte

      Amelia : querida vecina, la proxima vez que viaje lo voy a dejar a tu cuidado. Por supuesto que el se arregla solo y dudo mucho que me extrañe, pero a mi me interesa que por lo menos una vez al dia alguien le diga que lo ama casi tanto como yo. No creo que le interese en lo mas minimo, pero a mi sí, muchisimo!
      Besote!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *