Cristina Wargon Biografía (IV)

Impactos: 112

¡¡¡Hola Chunchuna!!!

Cristina Wargon Biografía (IV)

Cristina Wargon Biografía (IV)

Tengo muchas fotos de Chunchuna, (algunas en un locutorio de Madrid, dando sus primeros pasos en  internet, otra festejando alegremente  por  Acaloradas) pero elegí esta porque,  en ese momento  no nos conocíamos y ella estaba en el pico de su fama y su belleza.

No recuerdo donde estaba yo cuando la veía como un icono inalcanzable de distinción. Por ende, dado que fui una necia tantos años de mi vida. Simplemente la odiaba, sin atenuantes. Estaba tan atareada en el lío de mi cada día, que no registre el momento ni el significado, cuando esa rubia soñada, declaró con esa  sencillez y franqueza mortal que la caracteriza que era peronista. No eran buenas épocas para decirlo, además ser peronista era cosa de negros y ella en la imaginación popular, debía vivir en una burbuja de champagne y compartir la ideología de la clase dominante…

Y si yo lo registré como una rareza los milicos de turno, siempre tan crueles la obligaron a exilarse para salvar la vida.

La vi reaparecer en la “Historia oficial” y allí descubrí  (tarde) que era una gran actriz y obviamente comprometida con los valores de mi vida.

Y hago un salto de muchos años para llegar a nuestro encuentro.

Cristina Wargon Biografía (IV)

Se estaba por estrenar Acaloradas y se habían convocado actrices. Recuerdo que yo solo miraba el espectáculo, sentada muy atrás de una sala vacía. No era para nada mi decisión como autora, pero moría de curiosidad por la escena. Una a una vi desfilar distintas actrices, como era lógico, cada una se había puesto sus mejores galas con distinta suerte. Algunas hasta parecían simple gatos al mejor postor, otras un arbolito de navidad con sus luces encendidas. Yo que todavía no era inteligente pero si un poco menos idiota, disfrutaba de esa feria de seducción, lindante con el mal gusto: botas demasiado acharoladas y provocativamente altas, cinturones estrafalarios para resaltar curvas, algunos escotes sugerentes, un exceso de sedas y transparencias por doquier,

De pronto  se abrió la puerta y apareció ella, venía con una camisa blanca de mangas largas, un Jean, y un par de alpargatas también blancas, su pelo suelto y ni una gota de maquillaje.  Fue como si hubiese entrado el sol. Con esa misma sencillez del sol de Van Gogh que brilla con solo dos trazos, estaba ella. No intentaba parecer simpática,  ni importante. Era solo ELLA, con la contundencia de la belleza que se explica a sí misma.

Cristina Wargon Biografía (IV)

Cristina Wargon Biografía (IV)

Por supuesto, fue la primer “Susana” de la obra y allí la fui descubriendo. Obsesiva para trabajar, sin una sola pluma de actriz, perfeccionista y creativa. Imposible no amarla. Quizás nos hicimos amigas en Madrid, aunque la amistad se teje tan lentamente que no hay forma de poner un “ahora”.

Cristina Wargon Biografía (IV)

Solo recuerdo que compartíamos el mismo  dormitorio y por absoluta casualidad las dos estábamos leyendo a Steinbeck. También recuerdo que éramos las únicas de  toda la troupe que nos levantábamos muy temprano y volábamos a un museo, o a una muestra o a una exposición de muebles de diseño, que nos reíamos de las mismas cosas y nos chicaneamos sobre política.

Descuento  las confidencias que forman parte del  silencio. Y mi memoria, tendenciosa, saltea años y aterriza  en la esquina de casa, en el Pertutti, con Coquito donde tomamos el último café y sin saberlo los dos se estaban  despidiendo. El ultimo mail que recibí para mi cumpleaños dice: “¡¡¡Cristinaaaaaaaa!!! Miles de besos, pero MILESSSSSS de besos y abrazos en tu día, miles sin exageración por “el sofocón”. No te hablo, ni te doy bola, pero llegada la vejez, TE QUIERO  MUCHO  (soy así)”

Hoy te digo “yo también”- Y sé que es mucho.

 



Sitios amigos

casa roller// iching el pozo de agua// nei-tan

2 comentarios:

  1. Cristina, te cuento que entré para leer tu nota que me gustó y comentarte que también la admiraba cuando un día me la encontré por la calle, era vecina, vivía en la misma manzana… en Florida de Vicente López, quizá de esto hará 15 años, tal cual la describes, en jeans, alpargatas, cara lavada, con un gran perro blanco.. la primera vez que la encontré en el Chino de la esquina la saludé y cambiamos algunas palabras, luego, cada vez que la cruzaba siempre comentábamos sobre algo, fanática de las plantas, se paraba en todos los árboles y los revisaba… adorable!

    • RicardoAlmafuerte

      Hola Susana Mulé : ( te pongo el apellido porque abajo hay otra Susana y no quiero que se confunda) Conocerla Chunchuna es siempre una experiencia casi religiosa, son muy pocas las personas que son como ellas y mucho mas si son famosas. bien lo sabrás vos que has trabajado con esa fauna.
      Te mando un abrazote inmenso y como verás no dejo de usar tus fotos ( por suerte tienen firma)
      Cristina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *