Cristina Wargon en Facebook

Impactos: 197

Así Aterricé en Facebook

Cristina Wargon en Facebook

Cristina Wargon en Facebook

Fanpage

Vale una pequeña introducción. Soy una señora del siglo pasado y bastante torpe hasta con la Olivetti a cinta. La era digital me tomó por sorpresa y me dejó fuera de todo combate. Gracias a las nuevas generaciones conseguí prender la computadora y con mucho esfuerzo más meterme en Facebook. Para ser verdadera, no fue esfuerzo, fue una reverenda patada en el trasero de mi adorable hija Gabriela que vive en Córdoba quien me amenazó con que no iba a poder ver nunca más las fotos de Ampi, mi nieta pequeñita) porque ella solo las iba  a “colgar en el face”.

En esta historieta digital, todo me daba miedo, la ira de mi hija que es más temible que las de Jehová , eso de “ colgar “ y “ muro” , una mezcla  que me sonaba a ejecución popular. Pero las ganas de ver a Ampi pudieron más. Pedí que me hicieran un Face … pero a nombre de otra persona. Usé mucho tiempo ese seudónimo para espiar a mi nieta hasta que me animé a asumir mi nombre.  ¡Pensar que ahora sin el menor pudor cuelgo hasta los calzones con desparpajo!

Cristina Wargon en Facebook

Llegar los mil lectores fue una larga remada  pero de allí en mas todo se precipitó, Face me obligó a abrir una página y tengo más de 1.000 solicitudes  de amistad que no puedo aceptar porque  ya no entran (Valga aclarar que mis lectores, como yo, somos del pleistoceno y les cuesta  pasar de un perfil a una Pagina, yo los entiendo pero Face no)

Allí con el correr de una década hice algunos miles de “amigos”, algunos pasaron la pantalla y lo son de carne y hueso. Otros me bloquearon, me insultaron, pero la inmensa mayoría se sumó a esta manía de leerme, de escribirme, de aportarme datos maravillosos. En síntesis me hicieron feliz.

Cristina Wargon en Facebook

Cristina Wargon en Facebook

¡Mi Propio Sitio Web!

Desde hace mucho también me vienen insistiendo  con que debía tener un “sitio Web”, como no entendía y además había que pagar, me negué  rotundamente. Soy argentina y ya jubilada… mira si me vas a sacar un peso para comprar algo que no entiendo. Sin embargo los hados se cruzaron y hace poquito tengo una. Fue exactamente como pasar de vivir en una cajita de cartón al ancho mundo.

Por supuesto, como casi todo en mi vida hay manos que ayudan: SEO es quien se encarga de acomodar la notas al paladar de Google y me insiste para que  suba material (gracias Adrián Moyano pero debo advertirte, quizás tarde; que nadie que esté cerca mío se ha hecho rico). Es un laburo inmenso donde tengo que buscar fotos, auto robarme, reescribirme, y producir todo el tiempo material nuevo. Pero… veo al mundo y el mundo me ve.

Mi Amigo Chino

Cuando quiero puedo acceder a las estadísticas y mirar  quiénes me están leyendo  y  de dónde son! Es una fiesta ver que entran en el Sitio, gente de Italia, Canadá, EEUU, Irlanda, Kazakhstan Y toda ventana es una invitación a mirar así que yo también los miro, o lo intento…. ¿Quien es un señor que vive en Hangzhou (China). ¿Como será ese lugar?  La curiosidad  pega en mi corazón, desarma mis rulos y hace volar mis mas locos pájaros…En realidad no sé si en realidad es un chino de verdad o un argentino muerto de nostalgias, alimentado a mate , tango y las pavadas de Cristina Wargon. Pero me gusta imaginarlo chino. En el acto corro a ver cómo es el lugar donde vive. Comienzo a estudiar y me caigo en un abismo. ¿Cómo poder entender que ese pueblo  se formo hace 7.000 años cuando comenzaron los primeros cultivos de trigo?

Qué dato elegir ¿Los últimos que me cuentan de que la  ciudad está unida a Shangai por un subterráneo de 200 kilómetros de largo? Suelto un lagrimón pensando que acá, cada vez que consiguen hacer una estación, llegan los autoridades, llaman cámaras, largan papelitos al aire y se besan entre si. Ya que estoy me enojo un poco (vení hacerme esos 200 kilómetros y aplaudo).Pero  si tengo que elegir una imagen para Hangzhou, me quedo con el lago, sus cientos de puentes, sus colinas, su inmenso rio  su altísima pagoda, el té verde que cultivan y la descripción que hizo de ella Marco Polo en el siglo XIII :“la ciudad más suntuosa y elegante del mundo”.

Igual, como me guste o no, facebuquera, doy un vistazo para ver  cómo andan  en  el tema y me encuentro con  que tienen 420 millones de internautas distribuidos a  tres redes… se me nubla la vista ¡son muchooos! . Me pregunto como habrán entrado cada uno de ellos y les deseo un ingreso menos  traumático que el mio

Para terminar mando saluditos  y besos, virtuales y ,enterada que la ciudad esta cerrada por el Corona Virus, trataré de escribir lo mas bonito que pueda para entretenerlos . ¿ O es que Face sirve para otra cosa?

Esta es mi historia de cómo entré en Facebook. ¿Nos contás la tuya en los comentarios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *