Acrobacias Amatorias

Visitas: 191

——————————-

No más saltos, dijo el anciano tigre

——————————-

ACROBACIAS AMATORIAS

Por Claudia Baier

——————————-

Acrobacias Amatorias Humor a la Wargon

Acrobacias Amatorias

 

——————————-

 

En el diverso grupo de amigas nunca falta aquella que tiene sexo con frecuencia. Envidiada con admiración y respeto, se destaca cual estrella rutilante en una marquesina, mucho más porque el resto estamos transitando lastimosamente por esos períodos de sequía prolongada que nunca faltan. Pasan los días, las semanas, los meses, almanaques completos, parvas de almanaques, y vos nada. Mirás el pronóstico y nada, ni una nube, ni un cumulonimbus. Nada.

No le conocemos marido, novio, amigovio, compañero, medio pomelo, alma gemela, socotroco con cama afuera, pero, tiene sexo con frecuencia. Claro, ahora que lo veo escrito reflexiono. Tiene sexo con frecuencia porque no tiene ninguna de las cosas que nombré antes.

En nuestras juntadas, nadie le pide detalles, pero ella te los vomita igual. Nos describe eufórica sus cabriolas amatorias y sus acrobacias imposibles. El resto la miramos y escuchamos como si fuera una película de ciencia ficción mientras comemos bordes de pizza y criollitas con paté regado con cerveza. No es que nos hayamos olvidado, pero el ejercicio hace al músculo, y hace rato que no nos calzamos las zapas ni para ir al chino, y lucimos en cambio seductoras crocs. Nos está ganando la fiaca por afano. Hay una hermana que todos los inviernos pone la misma excusa, que le resulta difícil sacarse las botas y tanta ropa. Muy pajeras todas. Literal y figurado. Reunimos paja para varios quinchos.

Que en la playa, que en el auto, que en el piso de la cocina, en la escalera, en la pelopincho con agua, en la pelopincho sin agua, arriba de la mesa, sobre el inodoro, en la cucha del perro, en la hamaca de los nenes. Intentamos pararla tirándole un repasador mojado en la cara y diciéndole que deje algo para la próxima juntada por si el resto no tenemos novedad en el frente, que va a ser lo más probable.

Encima a mí no se me da la cabriola, porque tengo artrosis. Ojo, nada de compadecerse de la comunidad artrósica. De alguna forma nos arreglamos, con imaginación, voluntad, paciencia y una buena provisión de analgésicos le hacemos frente. Claro que no somos acróbatas chinos, el kamasutra de una artrósica tiene una página y media, pero le buscamos la vuelta.

Lo que tenemos que prever con astucia y planificación, es que el posible compañerito no tenga artrosis también, porque si no sería como entre dos muñequitos de Playmobil. Difícil. Por no decir imposible. Por eso una artrósica en una primera cita, no pide el teléfono, nosotras pedimos la historia clínica. Entonces vos te fijás, colesterol, no hay problema, ácido úrico, tampoco, hipertensión, quién no tiene unos puntos extras a esta altura, presbicia, bueno, para lo que hay que ver, si no ve un culo mejor. Pero hay un renglón que dice “artrosis”. Ahí se te encienden todas las alarmas. Entonces cerrás la carpetita y se la devolvés disimuladamente, diciéndole con cara de perrito abandonado, mirá, no sos vos soy yo. Salís del café simulando congoja y continuás con la búsqueda de algo más flexible, porque para rígida ya estás vos.

Chicas chicas (porque la militante del SF sigue hablando), el otro día, ni llegamos a la cama, me agarró en el aire y así, fa, nos encastramos de parados como dos ladrillitos rasti. Primero de todo, qué preciosura, divino todo. Enseguida pretendo imaginarme a mí misma en situación similar, pero, con mis 90 kilos (sin ropa sin zapatos y con tres días de ayuno) quién me va a levantar en el aire para ensartarme cual churrasco de croto. Nadie. Ponele que exista un valiente suicida que lo intente. Yo me imagino de inmediato la sentada de culo del chabón y los dos desparramados en el piso cual toninas encalladas. Y no, cancelemos rápido la imagen.

Y ella sigue. Chicas chicas, el otro día me dijo que me dejara puestos los tacos. Guau, parece que en bolas y con tacos los ratones van más rápido. Otra vez, qué preciosura, celebro la acrobacia y frecuencia de la hermana, la sororidad ante todo.

De nuevo, trato de verme en escena similar. Pero con mi metro setenta y cinco en patas, a mí nadie me pedirá jamás que me ponga tacos. A propósito de mi espectacular talla, una vez estaba yo “ en situación”, parada formando una L mayúscula invertida con las manos apoyadas en la cama, y el compañerito de ocasión parado en la retaguardia formando una I mayúscula, intentando el encastre del ladrillito. Yo notaba que el susodicho tenía problemas de alcance para lograr el cometido, y en medio de varios intentos me dedica una frase que jamás debería haber emitido: “sos muy alta”. Soy muy alta !? soy muy alta !?, enano de jardín, bonsái con ojos, comete un danonino! comprate un banquito!. Volá de acá, fuera de mi vida, de mi cuadra, de mi feibu, de mi planeta ! Y a otra cosa mariposa.

Nuestra bullanguera militante del SF sigue hablando, dándole con frenesí al parche de su bombo lleno de anécdotas. El resto ya estamos beodas, el humo espeso que generan las fumadoras nos va desdibujando, la anfitriona se durmió abrazada a sus cinco gatos, otra chupa un grisín humedecido con vino desparramada en un sillón, y yo aprovecho la confusión para hacerme un perfil en Tindorro, porque siempre hay un roto flexible para una artrósica descosida.

 

——————————-

REVISTA A LA GORRA

Gorra de 1000 Gorra de 2000 Gorra de 3000

Para otros montos:

El alias de Mercado Pago es:

cristinawargon

El CBU Banco Nación es:

0110001330000104543129

——————————-

VOLVER AL ÍNDICE

——————————-



 

Sitios amigos



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *