Crónicas de Mendiolaza IV

Visitas: 133

——————————-

CRONICAS DE MENDIOLAZA IV

——————————-

Crónicas de Mendiolaza Cristina Wargon

Crónicas de Mendiolaza IV

——————————-

 

Me gustaria desmentir el hecho que esta ciudad cuando cae el sol es un camposanto. Mas aún se dice que a las diez de la noche queda solo un almacén abierto, eso sí tiene hasta papel higiénico

Es cierto que no hay cine, ni boliches bailables, ni chino abierto para comprar puchos, ninguna florería, ni un banco ni…pero son detalles frente a la resplandeciente primavera, que ha llegado en medio de la sequía, (tampoco tenemos agua).

A primera vista se diría que los lugares de diversión son escasos y hasta inexistentes pero esto vale sólo para la gente de poca imaginación. Sobre la Tissera supe ver un instituto donde enseñaban danza del caño. Aun a la hora de la siesta eso olía a lujuria.

Quizás por verme nostalgiar tanto Buenos Aires mi hija tuvo de alguna parte el dato de que en Rio Ceballos, pueblo cercano, en el Club Atlético Vecinal se practicaba bochas. De modo que, cuando me invitó a ir a jugar a la noche en Rio Ceballos conteste ¡¡Si!!! Con un entusiasmo que lindaba la desesperación.

Se armó un grupete capitaneado por mi hija, su hija y yo.  Entrenamos martes y jueves en Rio Ceballos y vamos mejorando notablemente.

Pueden reírse. Nunca será más de lo que nos reímos nosotras

Además me encanta estar con ambas (hija y nieta), me gusta tanto que me olvidé que nunca en mi vida he jugado a nada. A las bolitas porque era cosa de varones, a las figuritas porque era cosa de boludas y a la canasta porque era cosa de viejas, Pues bien, ya soy vieja y la vida tomó venganza ante tanta soberbia… ahora juego a las bochas…Tal vez deba aclarar que el único deporte que practiqué en mi vida es levantar la mano para gritar “¡taxi”!

Créanme, eso se paga y, ya lo advertía el Martin Fierro al que paso a parafrasear “pues la vejez en su afán de perseguir de mil modos/ llama en la casa de todos y extermina al haragán”. Me cuesta confesar que tengo las curvas y la agilidad de un colchón de dos plazas atado con alambre. Mi nieta que es discapacitada me gana hasta jugando al ta te ti y se desplaza con mayor seguridad. Mi cuerpo ha tomado la increíble costumbre de caerse en cualquier momento y porque sí. Lo que no cuenta como deporte.

Lo cierto es que en risueño parloteo llegamos al lugar. Recuerdo que la gallega del Google maps se había puesto muy confusa y que el lugar era muy oscuro Estacionamos bajaron mi hija y mi nieta en su sillita, y yo demoraba todo porque me había enredado en el cinturón y con las piernas hasta que conseguí soltar y me lancé a la vereda con todo el entusiasmo que la ocasión merecía… y terminé estallada contra la calle de tierra Mi nieta se ofrecía con un “te ayudo abuela”.

Almodóvar hubiese pagado por esa postal.

Adentro nos esperaba toda la alegría. Ivana y Luis, los instructores, pusieron la paciencia y Luz, que se sumó y tuvo la grandeza de, dejarse ganar. Acá en las Sierra Chicas las noches de joda siempre son excesiva.

Asi marchamos atravesamos el invierno en ese pequeño nido donde poníamos más énfasis en la risa que en la técnica

Es que las bochas que parecían inofensivas nunca me hicieron caso. Claramente su voluntad no coincidía con la mía. Y una vez que salían de mis manos, hacían exactamente lo que tenían ganas. Buena parábola de mi vida entera. Pero todo era juego hasta la entrada la primavera. Fue entonces cuando llegó la noticia que se avecinaba una exhibición de todos los deportes que se hacían en la institución. ¡SOCORRO!

——————————-

REVISTA A LA GORRA

Gorra de 1000 Gorra de 2000 Gorra de 3000

Para otros montos:

El alias de Mercado Pago es:

cristinawargon

El CBU Banco Nación es:

0110001330000104543129

——————————-

VOLVER AL ÍNDICE

——————————-



 

Sitios amigos



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *