Cuesco Gym

Visitas: 227

——————————-

Aires no acondicionados

——————————-

CUESCO GYM

Por Gabriela Martínez

——————————-

Cuesco Gym Humor a la Wargon

Cuesco Gym

——————————-

 

Apremiada por los triglicéridos altos pero más porque se me cayó al piso un pedazo de factura y me costó mucho levantarla, es que decidí cambiar de hábitos o al menos hacer el intento. Nunca pasó por mi cabeza la idea de aflojarle a los carbohidratos pero sí comenzar a realizar algún tipo de actividad física. Algo tranqui. Muy.

Busqué un gym acorde a mis discapacidades físicas y económicas.

El ingreso era a través de una escalera empinada ,estaba en un primer piso. El primer día falté debido a que en el quinto escalón ya pude sentir lo que siente un andinista minutos antes de hacer cima en el Everest: falta de aire, dolor de cabeza, taquicardia, sudoración extrema, en definitiva un ACV inminente. Saqué la selfie correspondiente para tranquilidad mía  a modo de testimonio por si alguien me preguntaba y ante la mirada atónita de una señora que llevaba las polainas de la estrella de Fama me volví a casa. Así unos tres intentos en días consecutivos hasta que llegué al primer piso, colorada y transpirada como si hubiese estado a cargo del asador de un parripollo.

Luces de colores como de wiskeria de pueblo, música al palo para incentivarte, pero ochentosa al igual que los aparatos.

El profe, un cincuentón negado a envejecer, digno de una película porno francesa. Con bigotes ridículos, musculosa blanca y calzas que le marcaban el bultito algo extraño como un puñado de aceitunas, me tomó los datos y me hizo una serie de preguntas tan vetustas como él. Yo mentí en todas, total…

Me habló de armar un plan, de objetivos, repeticiones y fallos. Bla, bla, bla… Mi atención dispersa me llevó hacia un señor que se había trabado en lucha con una mancuerna, al punto de estar cianótico por falta de aire. Automáticamente me sentí identificada.

Escuché que se llamaba Juan y al observarlo me dí cuenta de que poseía idénticas destrezas a las mías, amén de tener claros signos de haber nacido con forcep por el formato de la cabeza y los daños neurológicos que solían dejar estas pinzas.

Yo le copio todo a este y listo- pensé.

Llevaba unos quince minutos cuando escucho un ruido similar al que produce un globo que se te escapa cuando lo estás inflando e inmediatamente un olor nauseabundo.

A Juan se le había caído algo y no una pesa.

Me miró y sonrió buscando complicidad. Entendí el accidente, podría haberme pasado a mí y le devolví media sonrisa.

A partir de ese momento comenzó una especie de balacera ininterrumpida que Juan trató de disimular con tos pero fue imposible. Era como si  tuviera una lista de reproducción de bombardeos  en el Spotify de  su culo, yo pedaleaba con más fuerza para escapar de la situación hasta que me dí cuenta que estaba subida a una bici fija.No iría a ningún lado. Me tiré y reptando llegué a esconderme tras una gigantografía de Arnold Schwarzenegger .Los ruidos continuaban como maíz piscingallo en  sartén caliente.

El resto fingía demencia y continuaba con sus rutinas. Opté por hacer lo mismo. 

El profe viendo mi cara de desconcierto se acercó y me dijo al oído: Juan es especial además de estar recién operado de los intestinos, pone mucha voluntad, hay que tenerle paciencia.

Sonreí sin emitir palabra sabiendo que no aparecería más por el lugar.

Me retiré convencida de que la costura estaba floja, pero como no soy gastroenteróloga, no opino.

 



——————————-

VER REVISTA COMPLETA

——————————-

REVISTA A LA GORRA

Gorra de 1500 Gorra de 2500 Gorra de 5000 Gorra a la carta

Para otros montos, el alias de Mercado Pago es:

cristinawargon

El CBU Banco Nación es:

0110001330000104543129

——————————-





Sitios amigos



Comentarios cerrados.